Juegos Tradicionales

Los Juegos Tradicionales de toda la vida

Os vamos a dejar una interesante lista de Juegos Tradicionales para rememorar nuestra infancia.

En una fiesta o cumpleaños infantil lo primero que tenemos que hacer es dejar la tecnología a un lado. Dejarnos los móviles y consolas y divertirnos como hemos hecho toda la vida.

Actividades divertidas con las que los pequeños pasarán un buen rato. Beneficioso porque a la vez que son entretenidas realizan una actividad física.

La lista de Juegos Tradicionales de toda la vida que os pasamos es la siguiente:

  • La zapatilla por detrás

Todos los niños empiezan sentados en círculo y uno de pie con la zapatilla en la mano.

Todos los niños cantan la canción del juego: “A la zapatilla por detrás tris tras. Ni la ves ni la verás tris tras. Mirar para arriba que caen judías, mirad para abajo que caen garbanzos. A callar, a callar que el demonio va a pasar.”

Al acabar la canción todos los niños se giran y el que tiene la zapatilla detrás tiene que levantarse corriendo.

Debe coger y a darle con la zapatilla al que está de pie antes de que éste se siente en su sitio.

Mientras que el que está de pie debe conseguir sentarse en el sitio del niño con la zapatilla sin que le pille.

Corriendo dando vueltas alrededor del círculo formado por todos.

  • El conejo de la suerte

Todos los niños sentados en el suelo en círculo y cantando una canción pasando la palmada.

“El conejo de la suerte ya está aquí, se ha escapado esta mañana a la hora de dormir. Oh sí, ya está aquí, haciendo reverencias con cara de inocencia. Tu besarás al chico o a la chica que te guste más”

El niño al que le toca la última palmada tiene que levantarse y darle un beso en la cara a quien quiera.

El siguiente turno de palmada empieza desde el niño que ha sido besado.

  • Las cuatro esquinas

Para este juego necesitábamos un amplio espacio. Y un mínimo de 5 jugadores.

Realizamos un cuadrado imaginario y el resto de los jugadores en el centro. Los niños situados en las esquinas tienen que correr de una a otra mientras los del centro intentar ocupar una.

Sólo los más rápidos conseguían estar en las esquinas.

  • Juego de las sillas

En este juego pueden participar un montón de jugadores y una persona encargada de la música. También se conoce como el Juego de las sillas musicales.

Pero necesitamos tantas sillas como jugadores, bueno en realidad una menos. Las sillas se colocarán formando un círculo central y los participantes empezarán a bailar alrededor de ellas avanzando en círculo.

Sillas musicales

Hay una persona encargada de la música que lo parará cuando quiera. En ese momento los niños deberán correr a sentarse en una de las sillas.

El niño que se quede sin silla estará eliminado.

Para la siguiente ronda quitaremos una silla y haremos de la misma manera.

Así hasta que quede un solo ganador.

  • El escondite

Un niño se la liga y el resto se enconden. El que se la liga está en una posición de salida en la que tendrá que contar hasta 30 con los ojos cerrados.

Según vaya encontrando a los niños tendrá que volver al punto de salida y decir su nombre.

Pero si algún niño llega al punto de salida antes que el salvará a todos. Para ello tiene que decir en voz alta y tocando la pared: “Por mí y por todos mis compañeros y por mí primero”.

Entonces el juego comenzará de nuevo y el mismo niño repetirá ligándosela.

  • El escondite Inglés

En este juego un niño está de espaldas al resto mientras pronuncia el enunciado:

“1,2,3 al escondite Inglés sin mover las manos ni los pies” y se girará rápidamente para pillar en movimiento al resto.

Mientras los niños deben acercarse rápidamente hacia él pero parar cuando éste se gire.

Si al girarse pilla algún niño en movimiento le enviará al principio del juego.

Ganará el que llegue hasta el final sin haber sido visto moviéndose.

  • La Gallinita ciega

Este es uno de los Juegos Tradicionales más antiguos de la lista.

Un niño tiene los ojos vendados y debe encontrar y reconocer al resto que corren alrededor de él.

Tienen que decir todos: “¿Gallinita ciega que se te ha perdido?” La gallina (el niño con los ojos vendados) responde: “Una aguja y un dedal” Y los demás contestarán: “Da tres vueltas y los encontrarás”.

Después de dar las tres vueltas la gallina empieza a andar despacio con los ojos tapados en busca de todos los demás. Al primero que pille y reconozca correctamente será la próxima Gallinita ciega.

 

Además en la calle también podréis jugar a los siguientes juegos:

  • La Rayuela o la muñeca

Este es uno de los Juegos Tradicionales que puede conocerse por dos diferentes nombre: El juego de La Muñeca o antiguamente como La Rayuela.

Juego de La Muñeca

La rayuela está pintada en el suelo con los números del 1 al 9.

Tenemos que lanzar una piedra o ficha a los números empezando por el 1.Hay que saltar a la pata coja sin pisar la casilla donde está la piedra.

Completa el circuito sin salir de las casillas y continúa con el número siguiente.

  • Juego del Balón prisionero

Para este juego necesitamos algo de espacio, una pelota y dos lanzadores.

El objetivo de los lanzadores era derribar a todos jugadores del equipo lanzando el balón.

Pero ojo si cogen el balón al vuelo, sumaban una vida.

¿Quién será el último en quedar sin derribar?

  • El Juego del pañuelo

Se forman dos equipos uno en frente de otro con el mismo número de jugadores a ser posible.

Cada miembro tiene que elegir un número para salir corriendo cuando el del centro lo nombre.

El pañuelo juego

Hay una persona en el centro que sostiene el pañuelo.

La persona central dice un número y de cada equipo sale el número correspondiente a coger el pañuelo.

El corredor tiene que conseguir llevar el pañuelo a su zona o evitar que el otro lo lleve.

Si pillas al contrario con el pañuelo antes de llegar a su sitio le dejarás eliminado.

Y si llegas a tu sitio con el pañuelo también le eliminas.

El número del eliminado lo tendrá que jugar alguno de sus compañeros.

Ganará el equipo que elimine a todos los miembros del equipo contrario.

  • Liebre

Aquí hay una persona que se la liga y tiene que ir atrapando a los demás.

Debe ir buscando a los participantes y al que pille deberá ir con él dándole la mano.

Empiezan a formar una cadena en busca del resto de los participantes.

Si alguno logra escapar de la cadena sin ser visto por la liebre vuelve al juego.

El juego acaba cuando todos han sido localizados o cuando algún participante rompe la cadena.

Esperemos que os sirvan de ayuda y lo paséis genial con estos Juegos tradicionales de toda la vida.